Toalla de tocador

Toalla de tocador

Esta toalla la bordé hace muchos años, y le guardo un cariño muy especial. Está bordada con vainicas bordadas zurcidas, todo en blanco, y creo que resulta muy elegante.

El motivo de la marca es una réplica del de una toalla antigua (más de cien años) y está bordada a punto de realce en tambor. Los flecos no salen de la tela de lino, sino que los fui injertando uno a uno con una aguja de ganchillo para posteriormente labrarlos a nudos. Lleva tres modelos distintos de vainicas zurcidas antiguas.

Detalle de la marca: a deshilado viejo

Toalla con marca a deshilado

En esta ocasión presento esta toalla bordada en deshilado a vainica antigua. Son siete vainicas diferentes: unas a zurcido, otras a filtiré y otras a nudos, empezando la labor con hilo de color hueso claro, y subiendo la tonalidad en cada nueva vainica, hasta terminar usando beige oscuro.

La vainica de arriba ribetea toda la toalla. Está personalizada con un motivo, dentro del cual están las iniciales bordadas en deshilado zurcido en diversos tonos, con el filtiré en blanco, abrazándolo todo con flores bordadas a punto de cruz.

La tela es semihilo (50% lino, 50% algodón), siendo esta tela muy fácil de lavar y planchar.

Puntilla

Pañito para mueble de recibidor

A la hora de empezar una labor pienso en dónde la voy a poner. A partir de ahí empiezo a buscar motivos para hacer las combinaciones de las diferentes muestras y esquemas que quiero bordar. No repito motivos, asi que tengo que marcar lo que ya he bordado y empiezo a diseñar lo que quiero poner.

En esta ocasión me decidí por esta cenefa de mi libro con edición de 1606, muy adecuada para este mueble antiguo. Como quería tapar un poquito el frente, me inventé la puntilla bordando motivos de la cenefa y rematé los laterales con vainicas antiguas y flecos. Está bordado en deshilado zurcido en color hueso, bordando el firtiré en beige claro, así como el festón que bordea la puntilla.